¿Cómo funcionan los frenos de un auto?

¿Está teniendo problemas con los frenos de su auto y necesita repararlos? Antes de hacerle una revisión a su auto, necesitará saber las partes del sistema de frenos de su auto.
Hidráulica
El sistema de frenos en un vehículo funciona bajo presión hidráulica. Empieza con un cilindro maestro que está localizado en el compartimiento del motor. Está lleno con un aceite hidráulico especializado (fluido de frenos), cuando el pedal del freno se presiona manualmente, envía un pistón al cilindro maestro que aumenta la presión hidráulica. La presión se transfiere entonces a través de una serie de tuberías de acero de los frenos, a cada llanta individual, con otro componente hidráulico que activa la presión hidráulica. Una válvula de combinación y una de proporción que están integradas en las tuberías de acero de los frenos, balancean la cantidad correcta de presión hidráulica al eje delantero y trasero, y después al lado izquierdo y derecho. Para lograr un rendimiento óptimo del cilindro maestro y las tuberías de acero, debe estar lleno el cilindro maestro del fluido de frenos o aceite hidráulico, y las tuberías de acero deben estar llenas. Una vez que el pistón se fuerza en el cilindro maestro (cuando se pisa el pedal del freno), la menor cantidad de presión aplicada se usa para activar los otros componentes hidráulicos. Las grietas, roturas, bolsas de aire o fugas en la tubería de acero de los frenos resultará en la pérdida de potencia hidráulica ya que el fluido presurizado de los frenos se expurgará de la brecha, lo que causará el fallo eventual de los frenos. Un reforzador hidráulico se encuentra arriba, detrás del cilindro maestro que envía al pistón hacia este cilindro mecánicamente. A esto es a lo que se le llama frenos hidráulicos o de potencia. Al liberar el pedal del freno se relaja la presión hidráulica, lo que permite a los pistones integrados a regresar a su posición inactiva, lo cual permite al vehículo moverse libremente otra vez.
Fricción
La fricción es otra ciencia que se aplica al sistema de frenos de un vehículo. Un auto enciende con presión hidráulica que se transfiere a los componentes de fricción. Estos componentes son los que detienen al vehículo, pero sin la presión hidráulica, son inservibles. Otra aplicación de la fricción que se usa en los sistemas de frenos es el caucho de las llantas que se aplica en las carreteras cuando se detiene el vehículo.
Frenos de disco
Los frenos de disco se encuentran normalmente en las ruedas delanteras de todos los vehículos. Los frenos de disco se están integrando cada vez más en las ruedas traseras de muchos vehículos que se fabrican hoy, reemplazando a los frenos de tambor. Los frenos de disco usan un disco llamado un rotor, el cual se coloca verticalmente en cada rueda. Hay un calibrador en el borde externo e interno del rotor, en una ubicación concentrada. El calibrador es el componente hidráulico del sistema de frenos de disco. Un pistón o pistones de un calibrador se extienden afuera del calibre del pistón del calibrador bajo presión hidráulica aplicada y entran en contacto con los componentes de la fricción (en este caso, las pastillas de los frenos). Estas pastillas están situadas dentro del calibrador y en cada lado del rotor vertical. A medida que el pistón se extiende, literalmente aprieta las pastillas de los frenos contra la superficie exterior e interior del rotor, desacelerando el auto. Una manera más fácil de pensar sobre los frenos de disco es atrapar un frisbee. El frisbee es el rotor. Los dedos de su mano son las pastillas de los frenos. La presión hidráulica del pistón del calibrador es el movimiento de sus dedos cerrando contra el frisbee para atraparlo, lo que crea fricción.
Frenos de tambor
Los frenos de tambor son más simples de lo que parecen, pero es más complicado trabajar con ellos y hay muchas más partes involucradas. Los frenos de tambor se encuentran más comúnmente en la parte trasera y están siendo reemplazados por los frenos de disco en muchas compañías fabricantes de automóviles. En los autos de época más antiguos de los años 50 y 60, los modelos con frenos manuales (sin la asistencia de un reforzador hidráulico) usaban frenos de tambor en las cuatro ruedas. La respuesta de los frenos era decente para esos tiempos, pero no estaba cerca a los estándares de hoy. Los frenos de tambor usan un componente hidráulico pequeño llamado un cilindro de freno que activa la presión hidráulica. El cilindro está colocado de lado entre dos zapatas de frenos. Cuando se aplica la presión hidráulica que ocurre cuando se pisa el freno, se proyectan hacia fuera unos taladros pequeños en el lado derecho e izquierdo del cilindro del freno. Los taladros hacen contacto con el material de fricción, en este caso las zapatas de frenos, las cuales son empujadas hacia afuera y entran en contacto con la superficie interior del acero de revestimiento llamada un tambor.