¿Qué ocurre con los frenos de mi auto?

Mantener los frenos atendidos y en buenas condiciones ayudará a prevenir su falla y los problemas de seguridad serios, pero necesita saber qué síntomas debe buscar para poder diagnosticar y arreglar los problemas del sistema de frenos de su vehículo.
Chirridos
Los frenos que chirrían son un problema común. La mayoría de los vehículos modernos tienen indicadores que avisan de un reemplazo, los cuales emiten un chirrido para indicarle que es ya casi hora de cambiar las pastillas de los frenos. Generalmente no hay que alarmarse por esto, ya que no es un peligro inmediato manejar el vehículo, pero necesitará cambiarlas muy pronto. Otra causa frecuente de los chirridos es la acumulación de humedad alrededor de las pastillas de los frenos. Si el chirrido ocurre solamente en las mañanas o después de llover, probablemente no hay razón para preocuparse. Si el ruido no desaparece después de usarlos por varios minutos, vaya donde un profesional para que revise los frenos.
Vibración de los frenos
Los frenos vibrantes o pulsantes son usualmente señales de rotores deformados. Si los rotores están deformados, pisar el pedal del freno causará una rotación desnivelada alrededor de los rotores. Los rotores deformados algunas veces se pueden revestir y arreglar, así que haga que revisen este problema tan pronto como sea posible. La mejor manera de prevenir la deformación de los rotores es evitar dar frenazos bruscos cuando sea posible y voltear los rotores cada 20,000 millas.
Ruidos rasposos
Si escucha un ruido rasposo (metal contra metal) cuando usa los frenos, es una señal de que las pastillas de los frenos están casi completamente desgastadas. El ruido que escucha es el calibrador haciendo contacto con el disco del freno. Lleve su auto al taller inmediatamente, ya que las pastillas desgastadas disminuirán mucho la efectividad de sus frenos.