Cómo inspeccionar un auto usado

Información general
Al comprar un auto usado, es esencial determinar qué problemas tiene. Muy pocos autos usados están en perfectas condiciones y necesita saber qué problemas tendrá que afrontar en el futuro para así pedirle al vendedor que disminuya el precio según corresponda. Un informe sobre el historial del auto revelará cualquier accidente importante y un servicio profesional de inspección le puede ofrecer asesoramiento experto; pero nada puede reemplazar a un ojo vigilante y un conocimiento básico de cómo inspeccionar un auto usado.

Paso 1
Examine el bastidor y la carrocería para asegurarse de que todo esté derecho y que no haya señales de soldaduras inusuales o reparaciones importantes. Los accidentes que no se denuncian puede que no aparezcan en informes del historial del auto, así que es importante que examine todo el auto para ver si hay alguna señal que indique que ha estado en un accidente mayor.

Paso 2
Verifique el motor y la superficie que está debajo para ver si hay fugas de aceite, fluidos de la transmisión o de otras clases. El aceite es de color café claro u oscuro, el refrigerante del radiador es verde brillante, el fluido de la transmisión es rojo y el fluido de los frenos es amarillo claro (pero puede volverse gradualmente con el tiempo en color café). Tanto el fluido de la dirección hidráulica como el agua de la unidad de aire acondicionado son claros. El fluido para limpiar el parabrisas puede ser azul, naranja, rosado o amarillo. Tenga en cuenta que el color de estos fluidos a veces puede variar, así que si no está seguro, consulte a un mecánico.

Paso 3
Mire todos los depósitos de fluidos del motor (transmisión, aceite, anticongelante, etc.) La presencia de descoloración o restos en cualquiera de estos fluidos puede ser una señal de que hay problemas serios en el motor. Examine todas las juntas de caucho y los tubos que están conectados a los depósitos de fluidos para ver si hay señales de grietas o desgaste.

Paso 4
Examine el sistema de escape de gases. Mientras está funcionando el motor, mire el humo que sale del tubo de escape. El humo blanco indica que hay agua o anticongelante en el cilindro, el humo azul indica que hay aceite del motor en el cilindro y el humo negro indica que hay exceso de combustible en el cilindro.

Paso 5
Maneje el auto alrededor de la cuadra. Pruebe los frenos y el sistema de dirección. Ponga mucha atención a los sonidos de la transmisión, tratando de escuchar señales de aspereza o irregularidad. Además, pruebe todos los dispositivos eléctricos, tales como el radio, las luces del interior y el desempañador mientras está el auto encendido para asegurarse de que no hay problemas con el sistema eléctrico.

Paso 6
Mire todos los indicadores del tablero de mandos para asegurarse de que están funcionando adecuadamente y dentro de los límites normales. No debería estar iluminada ninguna luz de advertencia. Mire el indicador de temperatura para asegurarse de que el motor no está sobrecalentándose. Asegúrese de que el velocímetro esté indicando la velocidad con precisión mientras maneja. También verifique la lectura del odómetro comparada con el título del auto para asegurarse de que no haya sido alterado.

Paso 7
Revise los neumáticos para ver si hay señales de desgaste desigual o excesivo. La mayoría de los estados requieren que las profundidades del caucho de los neumáticos sean de más de 2/32 de pulgada. Puede ser peligroso manejar con los neumáticos en ese punto. Para probar la profundidad, ponga un centavo boca abajo en la banda de rodamiento del neumático. Si está cubierta parte de la cabeza de Lincoln, entonces la banda tiene mayor profundidad que 2/32 de pulgada.
Habilidad
3
Palabra clave
usado auto compra inspección